Language

;

Smart Green Cities

Smart Green Cities

Tarragona acogerá, en el año 2017, los Juegos del Mediterráneo. Para esa fecha, desde todas las instituciones públicas, se trabaja con el objetivo de dar a la ciudad el equipamiento necesario para hacer de la ciudad olímpica un lugar con criterios de sostenibilidad y del ya conocido concepto de smart city.

Por ello, el Open Energy Institute (OEI) ha celebrado en la ciudad el segundo congreso de eficiencia energética. No tiene sentido hablar de una smart city sin tener en cuenta este punto.

Para ello han venido ponentes de primera línea en sus campos, ya sea de derecho civil, arquitectura, la industría química, etc. El congreso tuvo un formato de tabla redonda, con cuatro ponentes en cada sesión y abriendo al final el turno de debate para involucrar al público y poder así opinar sobre las ideas y opiniones vertidas por los ponentes.

Como se ha dicho, el congreso contaba con ponentes de muchas y variadas disciplinas. Acudieron representantes de las principales industrias químicas de la comarca para exponer sus planes de renovación y adaptación a las nuevas exigencias energéticas, intentando ser menos contaminantes y más sostenibles, no sólo en sus procesos de producción sino también en las diversas tecnologías que desarrollan en su variado abanico de productos.

De la mano de Sergio Nasarre, catédratico de derecho civil, conocimos todos los intríngulis de la ley relacionados con el derecho a la vivienda, las características que debe cumplir así como los derechos y obligaciones de sus inquilinos. Fue una ponencia muy amena en la que se dieron a conocer muchos detalles que gran parte de la sociedad desconocía.

También tuvieron su momento los amantes de la tecnología, donde se explicó cómo la podemos utilizar para mejorar la vida de las personas en nuestro día a día y cómo puede formar parte de este plan de sostenibilidad, en el que jugará, se espera, un papel fundamental. Se habló desde sistemas de monitorización a aplicaciones sencillas pero útiles para el hogar, ya sea para controlar el nivel de producción de residuos, para animar al reciclaje, etc.

Sin embargo, la ponencia con mayor impacto fue la realizada por Kent Larsson, director del City Science Lab del Massachussets Institute of Technology, más conocido como MIT. Nos mostró su laboratorio, una pequeña ciudad dentro de un complejo universitario, donde a día de hoy se trabaja con la tecnología más puntera y donde se están haciendo pruebas con lo que será el futuro más inmediato de la vivienda para la humanidad.

Sus principales ideas eran que la ciudad debería ser dividida en varias células en las que se debería encontrar todos los servicios necesarios para la población que viviera en ella. También desarrolló la idea de que los rascacielos tenían mucha superfície desaprovechada. Planteó usar ésta como huerto, donde se cultivarían verduras y hortalizas colgantes y se podría aprovechar así el agua de la lluvia. Incluirían un sistema de monitorización tal que en casa de baja humedad se activaría un sistema de riego.

Tuvimos la oportunidad de ver un vídeo en el que se resumían los trabajos llevados a cabo en su laboratorio. La próxima moda en la vivienda serán simplemente cuatro paredes y módulos móviles, de modo que podremos adaptar los espacios según nos convenga. Además, armarios, camas, mesas y sillas se podrán guardar bajo el suelo o sobre el techo, para poder aprovechar al 100% el espacio de la vivienda.

Todo en conjunto, fue una serie de ideas revolucionarias e interesantes que ya veremos si se acaban cumpliendo todas o algunas de ellas y cómo influirán en nuestro día a día. Aún queda lejos, pero se trabaja duro para convertir todas las ciudades en smart cities, y lo que es más importante, en lugares sostenibles, en smart green cities.

Trackbacks